Usted está aquí

Una sola persona, múltiples caras de la trata

15/10/2020

Tuan hace 12 años que llegó a España desde Vietnam, y ha sufrido distintas formas de explotación. Su camino no ha sido nada fácil y aún espera reencontrarse con su familia. Pero de momento, ha encontrado a su familia Cruz Blanca y, por fin, puede dormir tranquilo.

Me llamo Tuan. Nací en Febrero de 1973 y soy de Vietnam. A mi familia de origen, mis hijos y mi mujer hace 14 años que no los veo. Aunque ahora tengo una familia muy grande en España, Familia Cruz Blanca. Ellas y ellos son de  África, Venezuela, Colombia… Todas estas personas son cristianas, musulmanas, judías, ateas…

Os voy a contar brevemente como llegué hasta aquí.

En 2006 empecé a trabajar en un barco pesquero con una empresa coreana, la cual me tuvo navegando 2 años. Me impidieron en esos dos años regresar a Vietnam, y fue entonces cuando llegué a España. En 2008 desembarcamos en las islas Canarias. Ellos me obligaron a trabajar de nuevo en el sector naval, pero esta vez, no pescaba, si no que reparaba los barcos.

Decidí alejarme y me compre un vuelo a Madrid. Allí tenía un buen amigo que me ayudaría. Gracias a él encontré un trabajo en un restaurante. Pensaba que mi vida mejoraría de nuevo  y que podría dejar la precariedad laboral atrás. Pero lejos de esta idea, volvieron a engañarme en las condiciones de mi contrato. Trabajaba casi 12 horas diarias, de lunes a domingo, cobraba a lo sumo 400 € y ni siquiera me daban horas de descanso. Con ese sueldo tan bajo no podía vivir de alquiler por lo que me veía obligado a dormir en el suelo del restaurante por las noches. Tras pasar 3 años y contemplar que de nuevo estaba siendo engañado, decidí cambiar de ciudad. Tenía unos ahorros y volé hacia un nuevo destino; Barcelona.

Allí conocí a un grupo de personas vietnamitas, que me enseñaron un nuevo oficio que a día de hoy se ha convertido en un hobby  para mí; esculpido de uñas acrílicas y de gel. Con ellos estuve un par de meses, pero mis jefes no tenían ninguna intención de hacerme un contrato legal. Por lo que de nuevo hice las maletas y me fui a Valencia.

Allí volví a buscar la suerte en el sector de la hostelería. No puedo negar que mi mayor experiencia laboral ha sido en este sector y en el de la albañilería cuando aún vivía en Vietnam. Me gusta la cocina, me desenvuelvo bastante bien, por lo que volví a intentarlo.

Llegué a la Comunidad Valenciana en el año 2015. Los dueños de este establecimiento, estaban bien posicionados económicamente y regentaban diferentes establecimientos, entre ellos un bazar. Allí estuve aproximadamente 6 meses.

En 2018, mis jefes deciden por mí un nuevo destino en mi carrera laboral y me llevan a trabajar en el campo, donde me encargaría del cultivo de verduras. En estos mismos terrenos  también se encontraba una plantación de Marihuana. Me proponen hacerme cargo de esa plantación, trabajarla, cuidarla, regentarla y a la vez, hacer de mulo para transportar la mercancía.

PARA MI SUERTE, la policía desarticula la red de trata de explotación laboral con fines delictivos y yo, quedo a disposición judicial.

No sabía muy bien cual era mi destino, pero si tenía algo claro, que no era mala persona. Mi objetivo en España era trabajar para poder conseguir traer a mi familia. En todo momento colaboré con la policía. Ellos me escucharon y yo  les conté mi recorrido por toda España, los trabajos que había tenido y como me había sentido tratado por mis jefes. Fue la misma policía la que dictaminó que yo había estado sufriendo EXPLOTACIÓN LABORAL.

Llevo 12 años en España y no hay ningún papel que lo corrobore. Pero no importa, seguiré aquí luchando hasta regularizar mi situación. Pero mientras eso llega, seguiré durmiendo tranquilo en casa y con mi gran familia, Fundación Cruz Blanca, aprendiendo español y orientando mi vida profesional.

 

Noticias Relacionadas por centros

06/11/2020

Fundación Cruz Blanca se unirá el 25 de noviembre a la Convocatoria del minuto de silencio por... Leer más

14/10/2020

Leonila no entendía qué era la trata de seres humanos cuando la guardia civil empezó el... Leer más

Financiadores